sábado, diciembre 24, 2005

Nueva Buena Nueva

La razón hubo de encontrar en la violencia de la vida una objeción contra la vida misma. Quiso luego reparar aquel vicio normativo aplicando la ortopedia del método. Desde entonces la vida ha pasado a ser un teorema que solamente se demuestra por reducción al absurdo.
Tampoco la pasión supo empujar su rebeldía mucho más lejos. En disputa con la razón por la conquista de sus privilegios quiso ocultar el acceso a la vida con el velo del misterio. Y a la llave de esa entrada la denominó con un equívoco nombre: amor. Desde entonces la vida ha pasado a ser también una implacable telaraña.
De este modo nos hallamos aquí y ahora. Abandonados a la más turbadora desesperanza. Pero aún no se resignen. Pues he aquí que traigo para el mundo la nueva buena nueva. ¡Hermanos míos: el porno salva!
A.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

más allá de controversias propias de aquellos que no aceptan su condición de frustados sementales, yo lo saludo Duarte, y desde la oscuridad de un cyber clandestino, envuelto por trucos sicalípticos, me hago eco de su afirmación:
Brothers! Porno Saves!
Marce

11:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home